La Guanábana

En las décadas de la “democracia” venezolana, una expresión muy común era: “estas en la guanábana” refiriéndose a que la persona había conseguido un buen puesto en la política nacional. Pero, la guanábana, es contemplada como una de las frutas más valiosas del planeta. Se le atribuyen diversas propiedades medicinales y un exquisito sabor, que el néctar espeso preparado con su pulpa se ha ganado el título de: el elixir de los dioses.

16

La increíble investigación de una planta amazónica

El árbol de graviola, es el responsable de que exista tan exótica y divina fruta, que ancestralmente era usada por curanderos para tratar afecciones microbianas, pero también se le han comprobado importantes propiedades anticancerígenas. Razón por la cual una importante compañía farmacéutica estadounidense, en búsqueda de una alternativa natural para emplearse en lugar de la dañina quimioterapia, ordenó hacer una exhaustiva investigación que determinó que todas las partes de la planta, son de gran utilidad, las hojas, la raíz, la corteza, los frutos y las semillas.

Pero por ser de origen natural, no puede ser patentada según la ley federal, pero uno de los científicos participantes, por su cuenta y con otra firma, decidió estudiar la fruta del árbol amazónico, que también pudo determinar que tanto el fruto (la guanábana) como la semilla, tallo y hasta la corteza de la planta, pueden matar las células cancerígenas de al menos 6 tipos de cáncer: próstata, estomago, páncreas, pulmones, colon y riñones.

17

Otros estudios

Según las investigaciones de la universidad de La Fayet, Indiana, EEUU. Las hojas del árbol son las que tienen mayor potencia anticancerígena, aunque la fruta, curiosamente, se menciona en un informe del que no hay mucho detalle, como un exótico vegetal que únicamente es empleado en lo profundo de la selva amazónica. Pero en Venezuela se ha cultivado desde tiempos anteriores a la época colonial.

Lo cierto del caso, es que los botánicos, médicos oncólogos y las farmacéuticas, no han tenido el interés en utilizar la planta y sus milagrosos frutos para tratar la nefasta enfermedad, obviamente, porque no les produce ganancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *