Cómo lograr tus metas en el año 2013

Cada vez que un nuevo año comienza nuevas metas y retos nos planteamos en el camino, pero en determinadas ocasiones, se quedan a medio realizar a medida que el año avanza, ¿cómo poder evitar eso? Te apuntamos las claves básicas para que puedas completar todos tus proyectos para este año 2013 que comienza y todos tus deseos se cumplan.

cumple tus metas

Querer es poder y con perseverancia y esfuerzo podemos llevar a cabo casi cualquier cosa, un año nuevo es el comienzo de un ciclo, una nueva era y muchas personas aprovechan esa fuerza casi cósmica para plantearse nuevos retos y renovar sus energías, pero se debe ser muy constante para no desfallecer por el camino y concluir el año con la misma energía con que lo empezamos.

La primera regla es plantearse una metas reales, puesto que cada uno de nosotros somos conscientes de nuestras limitaciones y eso nos debe proporcionar un margen de actuación sobre el que fijaremos los límites de nuestros propósitos.

El segundo punto para alcanzar el éxito consiste en la diversificación, esto significa que deberemos centrar nuestra atención en una sola cosa y a medida que vayamos obteniendo resultados en cada una de las propuestas realizadas podremos ir planteando nuevos desafíos.

Muchas personas se plantean demasiadas cosas al empezar el año como bajar de peso, comenzar a hacer deporte, dejar de fumar etc y la mayoría acaban por abandonar sus planes en corto periodo de tiempo porque no soportan la presión de los cambios drásticos, es mejor ir paso a paso e irnos adaptando al nuevo estilo de vida planteado o a la nueva situación paulatinamente, de lo contrario podemos estresarnos demasiado y abandonar.

Hacer una lista también nos ayudará a concentrarnos en las cosas que queremos conseguir e ir trabajándolas en orden de prioridades, empezando por aquellas que requieran más tiempo y esfuerzo, para finalizar con las que resulten más fáciles de conseguir.

Comentar nuestras pretensiones con nuestros seres queridos, también nos ayudará a cumplir nuestra labor, pues adquiriremos el compromiso de haber notificado a otras personas lo que estamos dispuestos a hacer y quedaremos mal si no nos esforzamos por conseguirlo. Además del compromiso, también podemos solicitar ayuda en aquellos momentos que nos sintamos desalentados o cansados para llevar a cabo nuestras metas.

Marcar plazos de tiempo razonables es otra cuestión que debemos tener en cuenta a la hora de proponernos nuestros retos para el año entrante, porque dependiendo de nuestros propósitos, un año puede ser mucho o muy poco tiempo según se mire y ese detalle debemos tenerlo en cuenta cuando propongamos nuestras metas al comenzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *