Sofá limpio, cómo limpiar tus muebles de sala

sofa cama

El sofá es uno de los lugares donde pasamos mucho tiempo cuando estamos en casa, vale la pena tener limpio el lugar donde descansas. En esta nota te damos algunos consejos que te permitirán mantener tu sofá limpio.

  • Mantenimiento regular: Es importante limpiar tu sofá regularmente. El mantenimiento es mas fácil cuando se trata de sofás con fundas desmontables ya que basta con retirar las fundas y meterlas a la lavadora cada dos meses. Cuando se trata de sofás con fundas no desmontables es un poco más complicado.
  • El polvo: Al menos dos veces al mes, aspira tu sofá para remover el polvo que se pueda asentar sobre él, te recomendamos utilizar un cepillo también.
  • Lávalos: Unas dos veces por año lava tu sofá a profundidad, por ejemplo: utiliza la espuma de un shampoo liquido sobre un paño y frota delicadamente tu sofá. Enjuaga y deja secar tu sofá. Asegúrate que la tela de tu sofá resista el agua. Otra opción es que utilices espuma en seco, un producto que podrás encontrar en cualquier supermercado. Para evitar la decoloración de tu sofá te recomendamos que primero pruebes el producto en un área pequeña no visible.

El sofá es un mueble muy utilizado en casa y que está, por lo tanto, muy expuesto a las manchas de cualquier tipo. Lo primero que debes hacer cuando limpias tu sofá es enjuagar delicadamente la mancha con papel absorbente. No se trata de que frotes violentamente, sino de hacerlo delicadamente y desde afuera hacia adentro para evitar que se extienda la mancha.

Para evitar manchas y en general para la limpieza de sofa, existen muchos productos en el mercado que te permiten impermeabilizar tu sofá y reducir su vulnerabilidad a las manchas.

Aquí tienes algunos consejos para ciertos tipos de manchas comunes en sofás:

  • Mancha de tierra o barro: no utilices agua, deja que se seque la mancha, lego frota con un paño seco lo que la removerá fácilmente.
  • Mancha de sangre: frota la mancha con un paño de agua fría.
  • Mancha de vino o café: frota la mancha delicadamente con un paño humedecido con vinagre blanco y agua en iguales proporciones.

Fuente: lavagem de sofa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *