Lindsay Lohan está agotando sus oportunidades de evadir la cárcel

Estaba anunciado, recientemente anunciamos que la actriz estaría en serios problemas sino respetaba las condiciones de la juez que lleva su caso.

Como recordaréis Lindsay Lohan estaba condenada a trabajar para la comunidad a cambio de evitar ingresar en prisión. La condena ascendía a un total de 360 horas de servicio. La magistrada, Stephanie Sautner, se ha cansado de los juegos de la artista y la falta de seriedad a la hora de cumplir con sus responsabilidades. Finalmente se le han acabado las oportunidades y ha sido expulsada del programa.

En la revisión de la condena ya que no ha cumplido las condiciones pactadas inicialmente. Lohan debía que estar disponible para cuando le llamaran y dedicarle a la tarea al menos 4 horas seguidas. La realidad es que Lindsay apenas aguantaba una hora en el puesto y desde el puesto al que acudía avisaron al juzgado de que no cumplía lo pactado. Su última oportunidad será colaborar con las Cruz Roja ya que alegó que en su anterior destino le complicaron su tarea. Esta vez no habrá excusa posible, si no cumple lo señalado tendrá que ir a prisión.

Sautner cambió este programa de ayudas por una colaboración en la Cruz Roja que, de momento, está cumpliendo y más le vale que lo haga. La jueza ya le indicó que no iba a darle más oportunidades, si falla esta vez irá a prisión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *